La bendición de Alá – Ramadán

Ramadán o Ramazán es el noveno mes del calendario islámico. Es un considerable tercer pilar de la fundación islámica. En el mes sagrado del Ramadán, es una obligación para los musulmanes ayunar desde el amanecer hasta la puesta del sol, excepto los que están exentos. A lo largo de el ayuno, a los musulmanes no se les facilita comer, beber, comentar o suponer en cosas o actos incorrectos. La palabra “Ramadán” se proviene de la lengua árabe, que significa “calor profundo”. Es el mes en que se mostró el libro sagrado “Corán” en el último Mensajero de Allah, Hazrat Muhammad (PBSCE). El objetivo básico de este mes es ver el ayuno, arrepentirse por los errores, leer el Corán, incrementar las oraciones y la caridad. Hay varios websites que describen la consideración del Ramadán, y dan lectura en vivo del Sagrado Corán y su lección a los musulmanes a la luz de la Sunnah y el Corán. El Corán pone bastante énfasis en la consideración y bendiciones del Ramadán y el ayuno a lo largo de este mes. En el mes de Ramadán, es sustancial que todos eviten el trabajo y la conversación poco relevantes y dediquen cada vez más tiempo a prestar oraciones, recitar el Corán y continuar las enseñanzas del Corán y de la Sunnah. El propósito básico del ayuno es ganar la conciencia de Alá. Por medio del ayuno en Ramadán, uno puede arrimarse a Alá ofreciendo oraciones particulares. Contribuye a la persona a purificar el corazón y el alma de los males y a ofrecer enseñanzas de caridad, perdón, amabilidad y paciencia. El Islam es una religión maleable donde ordena al musulmán a ver el ayuno, además brinda la oportunidad de exonerar a los enfermos, ancianos, en viaje y que no tienen la posibilidad de ayunar. El ayuno es una forma de conseguir la misericordia y amabilidad de Alá. Recitar el Corán en el mes de Ramadán tiene una enorme consideración, debido a que este libro sagrado fue revelado en este mes. Recitar el Corán a lo largo de este mes lo acercará a Alá. Por medio del ayuno, uno puede sentir las penurias y el hambre de los pobres. La caridad es además una propiedad sustancial de este mes santo. La caridad es una forma de contribuir a la gente necesitadas por el bien de la intención de Alá y una forma de buscar su generosidad. Cuando alguien gasta dinero en el sendero de Alá para contribuir a otros, entonces Alá terminantemente le otorga una recompensa contra su buena acción. Otra cosa sustancial del Ramadán es la noche de’ Laila – tul – Qadar’, (una noche que es bastante superior que mil noches). Según el Corán y la Sunnah, era la noche donde el Corán se completó. En esta noche, musulmanes de todo el planeta proponen oraciones, recitan el Sagrado Corán y hacen Zikr para conseguir las bendiciones de Alá y su perdón. Este artículo contribuye a abarcar la consideración del ayuno en el mes de Ramadán. El ayuno nos ofrece una forma de acercarnos a la misericordia y al perdón de Alá. Nos ofrece la asignatura de contribuir a los pobres y purificarnos a nosotros por medio de rezar y recitar el Corán tanto como tengamos la posibilidad. Biografía del autor: Es sustancial estudiar el Corán para tener una clara y comprender la bendición del Ramadán. En esta jornada, hay numerosas fuentes de lectura en vivo del Sagrado Corán y se puede estudiar el Corán de estas fuentes para tener una clara y mejor comprensión del Sagrado Corán.

Bookmark the permalink.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *