Los Sí de la oración

En todo tiempo y lugar

La oración es una parte muy importante de la vida de personas religiosas en todo el mundo. Sin embargo, sería un error pensar que es exclusiva. La oración necesita ser parte de la vida cotidiana de las personas comunes. Y para practicarla, es posible hacerlo en lugares no tradicionales, fuera de los templos o la familia.

Sentirse libre

En el momento de la oración ninguna otra cosa es más importante. Por lo tanto, podemos sentirnos libres de otros condiciona
mientos. Libres para dar una respuesta emocional al llamado de la divinidad, sin imposiciones ni presiones. Libres para dejarnos guiar sólo por la fe, la devoción y los propósitos que nos mueven a orar.

Escuchar

Es importante aprender a hablarle a la divinidad en oración. También es importante soltarnos para que la expresión sea libre. Pero mucho más importante aún es aprender a escuchar. El silencio en la oración es una herramienta de eficacia.

Bookmark the permalink.

Comments are closed