Momentos de la oración: Invocación

La asociación más inmediata que hacemos con la palabra oración es la de súplica o pedido de algún don. Sin embargo, hay distintas clases de oración.
En rasgos muy generales, las tradiciones espirituales han considerado siete clases de oración:

  • Invocación
  • Alabanza
  • Acción de gracias
  • Confesión, arrepentimiento, reparación
  • Súplica o petición
  • Intercesión
  • Bendición

Cada clase de oración puede darse en estado “puro”: una oración que sea sólo de gratitud o de súplica. Pero lo más probable es que sólo las encontremos en estado puro dentro de un contexto ritual o litúrgico, cuando se sigue un orden lógico preestablecido. En la práctica común, lo más frecuente es encontrarlas juntas y hasta cierto punto entremezcladas. Por lo tanto, más que hablar de “clases” de oración, podríamos referirnos a siete “momentos” de la práctica de la oración.

Invocación

Llama a lo sagrado, invita a la divinidad, le implora que se haga presente.
Las grandes religiones o tradiciones espirituales del mundo llevan muy arraigado el concepto de que la divinidad está siempre presente en todas partes. Otras tradiciones creen que es necesario llamar a los dioses o espíritus para que se acerquen o salgan de su escondite.
Por este motivo, en las grandes religiones suele ser un momento en que se declara o recuerda de manera explícita que la divinidad está presente. En otras tradiciones se explici ta la voluntad de encuentro y diálogo.
En todos los casos, la función que cumple es la de hacer consciente al ser humano de que está en presencia de lo sagrado y que a partir de ese momento el espacio, el tiempo y la conciencia se consagran a él.

Bookmark the permalink.

Comments are closed